10.1 C
Santiago
lunes, junio 24, 2024
No menu items!
Inicio ENTREVISTAS Entrevista a Raúl Gómez

Entrevista a Raúl Gómez

«Con la tecnología blockchain, cualquier emprendedor puede tokenizar su proyecto»

Raúl Gómez Martínez es profesor en finanzas, emprendedor, socio de InvestMood Fintech y consejero delegado en Open 4 Blockchain

Enseñar es tu pasión. ¿Cómo le explicarías a alguien que nunca ha oído hablar del blockchain, en qué consiste este concepto y cómo funciona?

Para explicar qué es el blockchain y la revolución que va a suponer, a mi me gusta desmarcarme de la visión habitual que se enfoca en la volatilidad de las criptodivisas y el conflicto entre el dinero fiat y el dinero cripto, como si hubiese que posicionarse en un bando o en otro. Y me gusta explicarlo desde lo más básico, cuando aparece un producto o servicio nuevo es que cubre una necesidad insatisfecha.

Bien, pues eso ocurrió para que apareciesen las redes blockchain públicas. Después de muchos años registrando transacciones de forma centralizada, en las que la confianza en el sistema se basa en la confianza que le queramos dar al administrador de ese sistema, apareció la demanda de registrar transacciones de forma descentralizada, en redes que no tuviesen un administrador y que la tecnología, por su propia lógica de funcionamiento, fuese la que garantizase la veracidad e inmutabilidad de las transacciones.

La tecnología blockchain registra las transacciones de forma distribuida. La información se replica en todos los nodos que participan en la red, aplicando unos algoritmos criptográficos. Sobre un registro se pueden anotar más registros, lo que va creando una “cadena de bloques”. Esto hace que la red sea imposible de hackear, ya que habría que atacar a todos los nodos a la vez, y que la información registrada sea inmutable, ya que se escribe sobre los bloques anteriores, no se puede borrar o modificar nada.

Los que participan aportando su capacidad de cómputo reciben un pago a cambio, y los que participan registrando sus transacciones pagan por esa capacidad de cómputo. ¿En qué moneda se hace ese pago? Pues si es un contexto global y distribuido no tendría lógica que fuese en dólares o euros, por lo que cada red blockchain ha creado su propia criptodivisa (Bitcoin, Ethereum, Solana…).

Para muchas organizaciones y empresas el blockchain es una prioridad en su estrategia, ¿cuál es su potencial?

Todavía no sabemos el potencial del blockchain y cómo va a cambiar nuestro mundo. Estamos en una etapa similar a los finales de los años 80 y a los años 90 cuando aparece Internet. Entonces había consenso en que iba a significar una transformación global, pero nadie sabía con certeza a dónde íbamos a llegar. Yo creo que va a suponer un antes y un después de la forma de certificar y registrar transacciones, pero eso lo vamos a ir viendo poco a poco.

¿Y cómo afecta esta tecnología al sector económico y a los mercados financieros?

Hoy por hoy solo unas pocas empresas, las más grandes, pueden cotizar en bolsa (que es un sistema de registro de transacciones centralizado). Con la tecnología blockchain cualquier emprendedor puede tokenizar su proyecto y representar esa inversión en tokens registrados en la red blockchain, democratizando la inversión y dando liquidez a los inversores, todo ello en un contexto descentralizado, seguro y transparente. Desde mi punto de vista es una gran oportunidad para dinamizar cualquier proyecto empresarial de cualquier tamaño.

INFORMA invierte más de 12 millones al año en tratamiento de datos, con el objetivo de aumentar el conocimiento de clientes y proveedores y minimizar el riesgo comercial de nuestros clientes. ¿En qué punto incluirías el blockchain en este tipo de negocio?

Para el almacenamiento de información la red blockchain es redundante, lenta y costosa, por lo que para gestionar los datos de las empresas es mejor utilizar bases de datos no relacionales que pueden albergar grandes volúmenes de información. No obstante, las empresas tienen en la red blockchain un sistema de registro descentralizado inmutable que puede ser muy útil para darle veracidad a sus datos. Es decir, blockchain va a aportar en la veracidad del dato pero no en su gestión.

Durante este año se ha puesto muy de moda la palabra NFT y la tokenización de activos. Háblanos sobre este tema y por qué han sido tan revolucionarios.

Un NFT es un token único (no fungible) que representa en blockchain la propiedad de un activo, normalmente obras de arte o de colección. Antes de los NFT los artistas digitales no podían vender los derechos económicos de sus obras de arte, ahora sí lo pueden hacer. Además, como el NFT es trazable, se puede saber qué inversores/coleccionistas han sido propietarios de la obra y en el Smart Contrat ligado al NFT se pueden definir royalties para que el creador de la obra participe de un porcentaje de las operaciones del mercado secundario. Es una tecnología que puede acabar con las falsificaciones y que hace que el creador de la obra participe del mercado secundario.

En cuanto a los tokens fungibles, pueden revolucionar la forma de invertir, y aparecen activos que hasta ahora no podíamos imaginar. No tenemos más que ver los volúmenes de negociación de los fan token de los equipos de fútbol. Gracias al blockchain la afición cotiza.

También has creado tu propia fintech InvestMood, en la que habéis creado sistemas Big Data de trading algorítmico basados en el sentimiento del inversor. ¿Cómo afectan las emociones a los niveles de tolerancia o aversión al riesgo? Cuéntanos un poco sobre ello.

La neuroeconomía ha demostrado que los inversores no son tan racionales como la teoría del mercado eficiente supone. Los estudios en el área del behavioral finance evidencian que factores como los resultados deportivos, la luna o las vacaciones afectan al estado de ánimo de los inversores. Si el estado de ánimo es positivo hay más tolerancia al riesgo, más apetito por la inversión y deberíamos esperar tendencias de mercado alcistas. Y lo contrario ocurre en contextos de pesimismo o miedo. En InvestMood utilizamos el Big Data para medir ese sentimiento del inversor e intentar anticiparnos a la tendencia de los mercados.

¿Qué papel juega la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial es la técnica estadística que utilizamos para transformar los datos en señales de inversión. A partir del histórico de datos, los algoritmos identifican patrones que se utilizan para predecir el futuro. Lo malo es que no sirve para nada cuando ocurre algo que nunca habíamos visto, como la crisis del Covid-19.

En un contexto como el actual, de incertidumbre y volatilidad, ¿funcionan con éxito estos modelos de trading?

Sí, de hecho, es el contexto en el que mejor funcionan. En lo que va de 2022 tenemos sistemas que llevan un 70% de rentabilidad. Cuando los mercados son tendenciales y no hay “follón” se quedan sin datos para predecir.

A largo plazo, ¿cuáles son los retos más importantes a los que te enfrentas?

“En el largo plazo todos estaremos muertos”, como decía J. M. Keynes, pero te podría decir que continuar en los proyectos que llevo trabajando los últimos años. Por un lado, continuar con mi actividad académica y docente, incorporando en la enseñanza de las finanzas el impacto que sobre ella tienen las nuevas tecnologías. Por otro lado, seguir investigando y publicando en el área del behavioral finance y transferir esos estudios a los sistemas de trading de InvestMood para evolucionarlos y optimizarlos. Y, por último, continuar evangelizando sobre el blockchain y las soluciones que puede aportar para las empresas del mundo real.

Entrevista publicada en EmpresaActual.com

Publicidad

- Publicidad -

Más Populares